¿Por qué este blog?

Sin embargo, Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado. Él sembró la eternidad en el corazón humano, pero aun así el ser humano no puede comprender todo el alcance de lo que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin. Eclesiastés 3:11 (NTV)

Es imposible que con frecuencia nos veamos atrapados en la rutina, en el día a día, en los pendientes y en los lugares a los que tenemos que ir, y poco a poco convencernos que nuestro rol es simplemente ser humanos, porque eso es lo que los humanos hacen: nacen, crecen, se ocupan, se reproducen, se ocupan mas, y mueren.

Sin embargo, somos humanos, pero Dios nos creó para mucho mas. Eclesiastés dice que  Dios mismo sembró la eternidad en nuestros corazones. Me encanta esto, porque es como un recordatorio innato por parte de Dios de que eso que muchas veces definimos como “ser humano” no se parece en nada con lo que Dios planeó para nosotros.

La voluntad de Dios no es que sobrevivas del lunes a viernes sólo para sentir que tus fines de semana pasaron volando. Eres humano, pero tu propósito es eterno.

Facebook.com/HumanosEternos 

Twitter: @HumanosEternos 

BlogLogo